OKTOBERFEST CALPE 2017

DAMIÁN UCLÉS FERNÁNDEZ. AAPET

 

LA OKTOBERFEST o fiesta de la cerveza, fue iniciada por el  Club Creativo Calpe en  octubre del 1987, año en que Ferrocarrils de la Generalitat Valencia (F.G.V) inició su andadura al frente de la explotación de los ferrocarriles transferidos de FEVE a esta Comunidad. Y este mismo año vine a vivir definitivamente a Alicante,  dejando atrás más de 17 años de experiencia ferroviaria en COMSA, para aventurarme en otra apasionante experiencia, el Ferrocarril de la Marina.

Hablando de la fiesta les comento que este pasado viernes 3 de octubre 2017 un habitual grupo de amigos y compañeros de trabajo, hemos repetido la fiesta gastronómica alemana, cuando se cumple su 30 aniversario, constatando su habitual concurrencia y su definitiva implantación como fiesta de gran interés turístico en esta zona de la costa mediterránea.

Son muchos los motivos para nuestros habituales encuentros festeros, pero como además somos ferroviarios,  digamos de paso que en esta ocasión uno  ellos coincide con el 30 aniversario de F.G.V. Más de 100 años de ferrocarril prestando servicio en esta costa y al que auguramos al menos otros tantos más con las recientes y modernas instalaciones del  TRAM.

 

 

Y ya que acabamos de ocupar nuestro banco y amarrada la primera jarra de medio litro de buena cerveza alemana y esperamos el resto del menú,  les presentaré a mis amigos del grupo: PACO BELDA Y MARIA JOSE, RAMÓN DOMENECH Y ANA, JUAN ANTONIO CUENCA Y SU MUJER, RAFAEL DOMENECH, LORENA, CRISTINA PARDO Y MARIDO, REMEDIOS Y MARIDO, LIDIA Y JAVI ( promotores del grupo), todos dispuestos a arrancarle a la noche uno de los mejores momentos, entre buena gente y buenas viandas.

Todo es sencillo en esta austera y metódica fiesta bávara: Jarras de cerveza, codillos y salchichas por metros.

Me dicen que esta es la fiesta popular más grande de Alemania y he comprobado que se ha extendido por todo el mundo. En España empezó a celebrarse en Tenerife sobre los años 70 y pronto se extendió con éxito por otros lugares de nuestro País. Esta es una buena ocasión para disfrutar de la mejor cerveza de Múnich de la que se dice existen más de 80 marcas distintas. Y para amortiguar  el alcohol de la cerveza, codillo, salchichas y ensalada de patata. No hay más remedio. Aunque para aprovechar bien la noche, hagan como mis amigos, reserven habitación en cualquiera de los buenos hoteles que existen en Calpe, muchos a pie de carpa.

La primera vez que viene a esta fiesta me invitó  un colega alemán afincado en Calpe y esta mañana hacíamos memoria de él José Tomás Lozano y yo. Así que vaya para Rainer Struber nuestra memoria y recuerdo.

Rainer editaba una revista turística bilingüe de su propiedad y nos ayudó mucho en la promoción del Trenet de aquella primera y estratégica época. Ahora estoy casi convencido de que gracias a él la OKTOBERFEST DE CALPE  tuvo una inmediata implantación, si es que no fuera él mismo uno de sus primeros promotores porque desde sus primeras ediciones la concurrencia empezó siendo masiva.

Actualmente, otro amigo, buen profesional  del turismo, ha tomado el relevo en la promoción del evento por su gran experiencia como catador de cervezas y en las nuevas tecnologías de la comunicación, Felipe Lozano.

He leído que el origen de esta fiesta  fue en la ciudad Bávara de Múnich,  del 12 al 17 de octubre de 1810 para celebrar el matrimonio del príncipe Luis I de Baviera con la Princesa Teresa de Sajonia- Hildburghausen. Más tarde se habilitó un espacio conocido como Theresienwiese (Prado de Teresa), en las inmediaciones de Múnich. Allí  se reunían los propietarios de las cervecerías y los feriantes para inaugurar la fiesta. Actualmente en este mismo lugar se reúnen los cerveceros,  el  público y el  Alcalde  de Múnich con  el Munchner Kindl ( figura que aparece en el escudo de Múnich), a las 12 en punto el Alcalde abre el primer barril de cerveza ( se hacen apuestas para saber los golpes va a necesitar para abrirlo ) y al grito de “Ya está abierto” (O´zapft is) queda inaugurada la fiesta. Inmediatamente se disparan doce salvas de cañón desde las escaleras de la estatua que representa Baviera y se empieza a servir la cerveza.

La cerveza ha de cumplir con el Reinheitsgebot ( parámetros de calidad),  y grado alcohólico, un mínimo de 13,5 grados Stammwurze y debe ser fabricada dentro de los límites de la ciudad de Múnich. A mí personalmente la que más me gusta es la cerveza de trigo y la negra. En Calpe, los organizadores han hecho una pequeña concesión al paladar de nuestra tierra y se sirve bien fresquita.

 

 

Con el típico TRACH, nuestros amigos y organizadores del grupo, JAVI y LIDIA. Con LEDERHOSE  él  y DIRNDL ella. No pueden negar que son auténticos BÁVAROS.

Alicante, octubre 2017

 

ASOCIACIÓN DE PERIODISTAS Y ESCRITORES DE TURISMO (aapet)

Por Damián Uclés Fernández

Jubilado, escritor y viajero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !