Nos acercamos en esta ocasión a Novelda, pequeña joya modernista en el Valle del Vinalopó que, a pesar de sus variados recursos, no recibe todavía las visitas que merecería por parte de los numerosos turistas que visitan nuestra Costa Blanca cada año, si bien es cierto que, según las estadísticas, hay un número creciente de visitantes tanto nacionales como internacionales, que se aventuran cada vez más a hacer alguna “escapada cultural” para conocer el rico patrimonio arquitectónico y cultural -en especial gastronomía y fiestas- de los valles y montañas alicantinos.

Y en Novelda, a buen seguro que nadie se aburrirá, porque tras esa apariencia de sencillo pueblo de interior, se esconden un sinfín de increíbles recovecos por explorar. Podemos empezar callejeando por sus calles a lo largo de su “Ruta Modernista”, que nos permitirá conocer edificios tan emblemáticos como el Casino, la Iglesia Arciprestal Santiago Apóstol, el Centro Cultural Gómez-Tortosa y, sobre todo, la extraordinaria  Casa-Museo Modernista, que por sí misma merece no ya una visita completa, sino infinitas, especialmente si se realizan de la mano de su responsable, Merche Navarro, cuyas detalladas y apasionadas explicaciones nos transportarán a principios del siglo XX, cuando allí habitaba su propietaria y artífice de su precioso diseño y exquisita decoración características del modernismo, Doña Antonia Navarro Mira, mujer de fuerte personalidad y muy adelantada para una época en la que el patriarcado solía imponer las decisiones, no siendo así en este caso, ya que fue ella quien eligió, con gran criterio, cada elemento de la impresionante residencia burguesa.

Otro de los recorridos ofrecidos a los visitantes por la oficina municipal de turismo de Novelda, la “Tourist Info” ubicada en los bajos del Centro Cultural Gómez-Tortosa  -otro edificio modernista-, es la “Ruta del Mármol”, que nos acercará a la empresa “MármolSpain” y su curiosa exposición “Pilares Industriales de Novelda”, donde mediante una colección de pintorescos objetos recogidos por su gerente, David Beltrá, conoceremos no sólo la industria del mármol y la piedra natural de la zona -de reputación internacional-, sino también las especias y la “Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó”, uno de los productos agrícolas alicantinos con DOP -Denominación de Origen Protegida-, y bien conocida en nuestro país por ser la variedad de uva tardía con la que todos despedimos el año cada Nochevieja.

Tenemos también la opción de realizar la “Ruta de las Especias”, con visita a una de las empresas más importantes del sector a nivel nacional e internacional, ”Carmencita”, y ver cómo se procesa el exquisito azafrán, auténtico producto gourmet tanto en la alta gastronomía como en la cocina tradicional y, por supuesto, imprescindible para un buen arroz alicantino !!!.

Y, claro está, además de todos los recursos mencionados anteriormente, no podemos olvidar que Novelda forma parte de nuestra cada vez más conocida y reputada “Ruta del Vino de Alicante”. Según las últimas estadísticas facilitadas por ACEVIN –“Asociación de Ciudades del Vino de España”-, que analiza las cifras de visitantes de 24  de las rutas del vino nacionales que la integran, nuestra “Ruta del Vino de Alicante” registró un total de 45.750 visitantes en 2016 frente a los 39.794 del año anterior, lo que se traduce en un incremento del 11,49%. El análisis, que incluye las visitas a 16 bodegas y 4 museos adheridos a la Ruta del Vino de Alicante, señala los periodos de primavera y otoño como los que reciben mayor número de visitas enoturísticas, destacando la Semana Santa, junto a la época de la vendimia. Destacar que el precio medio de la visita estándar a bodegas (visita guiada + cata) es de 8,81 € y el gasto medio por visitante a bodega (en tienda, excluyendo el precio de entrada) es de 18,06€. En museos del vino, el precio medio de la visita estándar es de 2€.

Dicho lo cual, nada mejor para finalizar nuestro periplo, que acercarnos hasta la espléndida finca “Casa Cesilia”, donde visitaremos su bodega “Heretat de Cesilia” guiados por alguna de sus excelentes guías, como Alejandra, quienes nos mostrarán sus instalaciones y nos ofrecerán una cata de sus caldos blancos, rosados y tintos para, a continuación, terminar degustando algunas especialidades de la zona en su espléndido restaurante-salón de banquetes. Un colofón de lujo para este imperdible itinerario por “Novelda, la pequeña joya modernista del Vinalopó”!!!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !