Del 12 al 18 de junio de este año 2017, contando con la complicidad de la cuidadora de la abuela Doloretes para no crearle preocupaciones y evitar que urda cualquier estrategia que nosobligue a abortar el viaje, hemos  viajado para reunirnos con Aitana en Newcastle upon Tyne en el Reino Unido, sus padres desde Alicante y su hermano Jesús y tía  Julia desde Barcelona.

El día 14 era el dia grande para la Graduación de Aitana Uclés Fuensanta en Newcastle University, una universidad líder del  RU e integrante del prestigioso Grupo Russell, equivalente británico de la Ivy League de los EE.UU.

En esta institución y de manera continuada ha vivido durante tres largos años una emocionante vida universitaria con experiencias y no pocos sinsabores de estudio y sacrificio.

Acomodados por Aitana en una moderna residencia para estudiantes, habilitada en vacaciones para turistas (que podría haber sido totalmente confortable sin ese nuevo invento de “cama sobre cajoneras”  todo un bloque a un metro sobre el suelo, que en ocasiones al saltar para encaramarme a la cama, tuve más de un susto al  presionarme ligeramente mis partes íntimas entre el canto del mueble de railite y el colchón).

A pesar de todo, unos días de vacaciones familiares en la refrescante climatología de Newcastle upon Tyne y alejado de las abrasadoras fechas de Alicante de este año y los buenos resultados académicos de Aitana han superado sobradamente los pequeños inconvenientes logísticos del viaje.

 

Repetidos viajes a lo largo de tres años nos han permitido conocer e intimar con esta entrañable y animada ciudad sobre el río Tyne, que en la reconversión industrial de Margaret Thatcher supo sustituir amarga, pero inteligentemente, la minería por la actividad universitaria hoy ampliamente implantada en varios centros de prestigio internacional.

La principal recompensa de este nuestro último viaje al Reino Unido ha sido la graduación de Aitana, quien  nada más y nada menos eligió hace tres años esta institución para optimizar su formación como ingeniero Industrial Mecánico,  en la tierra donde nació el espíritu de la Revolución Industrial  inglesa  a mediados del siglo XX y donde la aplicación de la ciencia y la tecnología permitieron inventar máquinas que mejoraron los procesos productivos;  como los Stephenson, padre e hijo, que  en su pequeño taller mecánico en Newcastle upon Tyne inventaron y construyeron la primera locomotora de vapor “The Rocket” la más rápida de su tiempo, vencedora en la primera prueba de velocidad en el  primer trazado ferroviario del mundo, entre Stockton y Darlington.
A partir de entonces el ferrocarril se convertiría en uno de los grandes protagonistas de dicha revolución industrial y los ingenieros mecánicos ganaron prestigio.

La otra recompensa de nuestro viaje, ha sido, como decía, los buenos resultados académicos complementarios de Aitana en su Graduación, Sobresaliente y dos premios extraordinarios: Uno a la mejor estudiante de su carrera otorgado por la Institución de Ingenieros Mecánicos (IMechE) y otro a la la mejor colaboradora de su Universidad,( este último creado especialmente para ella) , “todo un honor para una alumna extranjera.”
Anteriormente,  nada más llegó a mis oídos en Alicante, antes de salir para Inglaterra, que sus resultados académicos iban a ser buenos, se me ocurrió adjudicarle un apelativo cariñoso y llamarle “AGUILA” porque a partir de ahora como las águilas reales de mi tierra dispondrá de buenas “alas” para volar en su futuro por el mundo; en un grandioso vuelo alto y largo de horizontes,  merecido por  su formación académica y su dominio de idiomas, siempre contando, como no, con el apoyo y cariño de su familia y amigos.

Así mismo cuenta con el reconocimiento y el aprecio de su comunidad universitaria, de profesores y compañeros que hemos percibido estos días le han vitoreado al levantar este primer vuelo simbólico de la Graduación  en Newcastle: Remontando el Tyne, los extraordinarios puentes metálicos, el castillo y las construcciones medievales que dan nombre a la ciudad y los vestigios de la muralla que mi paisano, el emperador romano Adriano levantara en el RU para aislar y defenderse de las tribus bárbaras del norte.

Y en el centro de todo este espectacular acontecimiento, el acto sencillo y emocionante de la inauguración, cargado de simbolismos, colorido y tradición, donde el acompañamiento de los acordes de las  gaitas de Northumbria, nos levantó el vello por momentos.

Antes de regresar para Alicante nos despedimos de Newcastle con nostalgia, no sin antes pasear por todos los rincones de la ciudad para darle nuestro último adiós a los lugares y rincones por donde hemos paseado, comido (mala mente) y vivido interesantes experiencias con Aitana.

También en nuestra memoria quedan sus habitantes y entre ellos en especial el valor del cariño y la solidaridad que nos han despertado providencialmente una neocastrensa Marilyn y su marido ilicitano Gabriel, un matrimonio de mecenas para privilegiados jóvenes que como Aitana han ido a estudiar a Newcastle y hemos tenido la suerte de tropezar con su amistad. Y es que tanto para Aitana como para su familia, siempre estarán irremediablemente unidos a esta graduación.

 

Damián Uclés Fernandez. Aapet

Junio 2017

 

Por Damián Uclés Fernández

Jubilado, escritor y viajero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !