Foto: Cristina Arroyo

Hoy miércoles 22 de julio,  Cristina y yo, hemos asistido a esta visita guiada que el Museo Arqueológico Provincial de Alicante ( MARQ), tendrá abierta al público desde este julio de 2018 a enero de 2019.

La exposición, en tres salas, extraordinariamente bien guiada por Aitana, se ha centrado en el Arte Rupestre de la provincia de Alicante, ampliando su atención a otras áreas de la Península Ibérica, necesarias para contextualizar el discurso expositivo.

Hasta hoy, nunca imaginé que la provincia de Alicante dispusiera de tan amplia riqueza patrimonial rupestre, consecuencia del hábitat ocasional por cuevas, refugios y abrigos,  que nuestros prehistóricos antecesores, neandertales y homo sapiens personalizaron con sus artísticas huellas desde hace más de veinte mil años.

Se cumplen ahora veinte años en que la UNESCO declarara  el 4 de diciembre de 1998 en Kioto, Patrimonio Mundial este Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica.

Y ya metidos en la visita, en la sala 1, con una atractiva evocación a la Cueva de Altamira, Aitana nos lleva a través de muestras del paleolítico, acompañadas de piezas de arte mueble peninsular. La sala 2 alberga muestras del primer arte neolítico en piezas cerámicas, y la sala 3 se centra en los artes Levantino y Esquemático,  de ricos y sugestivos detalles, que Aitana muestra con profusión,  mientras que la más joven de entre los asistentes, Irene, una criatura de ojos vivarachos y despiertos,  interviene, opina y no pierde detalle desde que comenzó nuestro recorrido por las distintas salas.

Foto: Cristina Arroyo

La exposición culmina con una alusión a la influencia del arte prehistórico en el Arte Contemporáneo en las obras de Miquel Barceló (Il pittore a Bologna, 1983) y Picasso.

Sólo me cabe decir que me ha encantado la exposición y agradecer al MARQ la excelente puesta en escena, presentación de esta exposición, respondiendo al alto nivel al que nos tiene acostumbrados.

Y termino con una reflexión:  Una exposición que disponga de interesantes recursos, como este es el caso,  para alcanzar la excelencia  ha de cumplir a mi juicio otros dos requisitos: Primero, que el visitante perciba la “empatía” entre la Guía y el contenido, y Segundo,  que el visitante se contagie de ella.

Foto: Cristina Arroyo

En esta ocasión he querido dar fe del cumplimiento de ambos requisitos por la organización del MARQ con las imágenes de Aitana, nuestra guía, y la visitante más joven contagiada por ella, Irene.

 

DAMIÁN UCLÉS.- Es miembro de la AAPET. Asociación de Periodistas y Escritores de Turismo de Alicante