Esta tarde se ha celebrado la VI Tertulia de Turismo organizada por Aapet en colaboración con Hotel Meliá Alicante, una jornada centrada en la información turística en todos los ámbitos, tanto la que deriva de las oficinas de información turística como la proporcionada por los guías de turismo u otras vertientes de la información (la que se puede producir en recepciones de hotel o en monumentos y museos, por ejemplo).
Coordinada por Marga de la Vega, presidenta de Aapet, la tertulia, que ha contado con un clima distendido desde el principio, la ha comenzado Pablo Rosser, cuya labor en la Concejalía de Memoria Histórica y Democracia resulta encomiable. Ha dado a conocer a los presentes la apertura, en un futuro próximo, de un Centro de Interpretación del Patrimonio; también ha puesto de manifiesto la apertura en breve de los dos refugios antiaéreos que abrieron en su día al público, como el de la Plaza Balmis y el de Séneca. «No en vano Alicante consta de noventa y dos refugios antiaéreos», pasando a ser la ciudad con más refugios de toda Europa», ha comentado Rosser.
Agustín Grau, gerente del Patronato Municipal de Turismo de Alicante ha hablado de emociones y experiencias turísticas, centrándose en el valor de la pasión y la emoción que transmiten los informadores turísticos, como «asesores de experiencias turísticas», añadía Grau. Cristina Arroyo ha puesto de manifiesto el problema con el que se suelen encontrar los informadores cuando no se les proporciona el tiempo ni la información necesaria para visitar esos recursos de los que después tendrá que informar, y que gracias a ese entusiasmo, muchos de ellos visitan los recursos en su tiempo libre. Montse Jiménez, formadora de turismo y ex-informadora turística destacaba la gran labor de la Red Tourist Info, y el hecho de que «ser informadora se siente», y que» por mucho tiempo que pase, el nexo de unión de los profesionales de la Red sigue existiendo».
Carolina Sellés, periodista proveniente del mundo de la televisión y reciente miembro de Aapet, ha contado sus experiencias tanto como viajera, como community manager y autora de videoblogs turísticos, destacando que si bien su trabajo se fundamenta en la comunicación on line, reconoce que el turista, cuando llega, necesita el contacto personal y la información de primera mano.
Felipe Lozano, cogerente de Tramuntana y guía de turismo ha hablado de la importancia del «anecdotario» y de saber transmitir entusiasmo y curiosidades a los visitantes.
Idoia Elosua, Directora Comercial del Hotel Meliá Alicante y anfitriona de estas tertulias ha puesto de relieve la importancia del personal de recepción y la necesidad de formación sobre la ciudad, pues la recepción es el lugar al que acuden los turistas cuando necesitan información y las oficinas de turismo ya están cerradas.
Agustín Grau tenía que marcharse a Gotemburgo, a promocionar las hogueras en Suecia, pero antes ha sido preguntado sobre la nueva oficina de turismo que se pretende abrir en el Puerto. Grau ha dicho que su apertura está prevista para 2017 y que pretende ser emblema de la Comunidad Valenciana. Ha comentado que contará con personal municipal y autonómico; en este punto del encuentro se le ha preguntado si su personal también iba a informar sobre otras ciudades que no fueran Alicante, pues «si el que le paga es el Ayuntamiento de Alicante, resulta lógico que se centre en la promoción de esta ciudad, pues eso ha ocurrido con otras fusiones en oficinas de turismo», añadía una miembro de Aapet, que opinaba que la fusión de distintas entidades, una local y otra de ámbito autonómico a veces no produce el efecto deseado en la promoción, pues los intereses son diferentes. La mayoría de los presentes ha opinado que no debería ser así y que aconsejar a los turistas otros lugares de interés fuera de la ciudad pueden completar su visita y sus expectativas.
Por último, Rafael Rodríguez, gran profesional del turismo, y miembro de Aapet desde casi sus comienzos, al ser preguntado por Marga de la Vega qué esperaba recibir al entrar en una oficina de turismo o al contratar un guía, Rafa ha respondido con contundencia: «que me atiendan con una sonrisa». Y es cierto, un servicio post venta que debe fidelizarse para que nuestros turistas regresen, y si no lo hacen, que cuenten lo gratificante de su estancia y contagien su entusiasmo a otros futuros visitantes. Y entonces he recordado aquel eslogan, que pese a los años transcurridos sigue presente en mi memoria: «Coses ben fetes, amb un somriure». Claro que sí.

Cristina Arroyo

Por Cristina Arroyo

Escritora. Autora de artículos turísticos. Autora de los libros "Los Vértices del Cariño", "Historias de un bar con música a menos tres escalones", y "La Senda del Camaleón". Editora de la novela histórica "Al-Azraq, el árabe". Presidenta de AAPET

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !