Este sábado, 13 de febrero, se celebra el Día Mundial de la Radio. La primera organización tuvo lugar el año 2012, que fue el mismo año del comienzo, aprobando la fecha que he señalado. La historia comienza cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas hizo suya la resolución aprobada por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en su 36ª reunión, en la que proclamó este Día de celebración.

La idea de establecer el Día Mundial de la Radio nació del Presidente de la Academia Española de la Radio, Jorge Álvarez, que en enero de 2008 solicitó la instauración de esta celebración al Director General de la Unesco, Koichiró Matsura. Fue en noviembre de 2011 cuando finalmente la 36ª Conferencia General de la Unesco proclamó el Día Mundial de la Radio, a propuesta formal del Gobierno de España y a través del embajador permanente de España, Ion de la Riva, En 2012 la Academia  Española de la Radio impulsó la creación del Comité Internacional del Día de la Radio, para promover las celebraciones anuales y así contribuir al prestigio de este medio de comunicación en todo el mundo.

La radio es un medio de comunicación único para celebrar la diversidad humana y constituye una plataforma para el discurso democrático. La radio sigue siendo, además, el medio de comunicación más usado en todo el Mundo. Esta capacidad de llegar al mayor número  de público posible la convierte en una herramienta indispensable para dar forma a la experiencia de la sociedad en la diversidad, y es el escenario perfecto para que todas las voces  se expresen libremente, se sientan representadas y puedan ser escuchadas. Las emisoras de radio deben servir a comunidades diversas, ofrecer una amplia variedad de programas, puntos de vista y contenido, y deben reflejar la diversidad de audiencias en su organizaciones y operaciones. La radio es un medio potente y de bajo coste, adecuado sobre todo para llegar a las comunidades más remotas y a las vulnerables. La radio estimula el debate público y permite una participación igualitaria, independientemente del nivel educativo de los oyentes. Asimismo, la radio desempeña un papel fundamental en la comunicación en situaciones de emergencia y en las operaciones de socorro en casos de desastre.

Pero antes de la llegada de este día, me viene a la memoria el día 29 de septiembre, festividad de San Gabriel Arcángel; ese día se celebraba el patrón de la Radio en España, hablo de los años 60, 70, 80,  y 90 hasta llegar al 2000. Pues bien, en Alicante esa festividad era una gran fiesta para los componentes de las distintas emisoras que tenía la capital de la Costa Blanca: Radio Alicante, La Voz de Alicante, Radio Popular, también se unía Radio Elche y posteriormente, las emisoras que llegaron a la ciudad. Se llevaban a cabo diversos actos, misa en honor del patrón, concurso de tiro al plato, comida de hermandad y fiesta en la desaparecida discoteca Il Paradiso, donde incluso se elegía a miss Radio de ese año y se entregaban premios y diplomas a los profesionales de estas emisoras que habían ganado algún concurso o cumplía años al servicio de la emisora. Sería muy difícil recordar ahora a todos los profesionales de entonces, aunque los más conocidos quizás eran: Juan Maestre Moratilla, que era el Presidente de la Asociación de Radio en Alicante, junto a Pepe Mira Galiana, José Luis Marchante, Vicente Hipólito, José María Roselló, Paco Vigueras, etc.,etc, hay muchos pero que muchos más, pero la lista sería interminable, ah, también se unía a esta fiesta del patrón Radio Alcoy. Por entonces, el que suscribe era el secretario de la Asociación de la Radio en Alicante. Cómo ha llovido y cómo ha cambiado todo.

Pues bien, esta aclaración de la fiesta del Patrón ha venido a cuento, porque cuando he escuchado que este sábado 13 de febrero, las tres emisoras alicantinas van estar unidas en un programa especial, me ha dado el subidón, recordando aquellos años tan maravillosos, de camadería, ayuda, amistad y demás. Radio Alicante (SER), Radio Popular (COPE) y Onda Cero, a través de sus voces más autorizadas o conocidas en sus respectivas  ondas, estarán unidas para ofrecernos un programa en directo. De verdad, ¡qué satisfacción volver a recordar pasajes de hace años, ahora, en la actualidad!

Termino recordando las celebraciones de este 2021. Con motivo de este Día, la Unesco hace un llamamiento a las emisoras de radio para que celebren el décimo aniversario de este evento y los más de 110 años de radio. Esta edición se divide en tres subtemas principales:

EVOLUCIÓN. El mundo cambia, la radio evoluciona. Este subtema se refiere a la resistencia de la radio, a su sostenibilidad.

INNOVACIÓN: El mundo cambia. La radio se adapta e innova. La radio ha tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías para seguir siendo el medio de la movilidad, accesible en todas partes y para todos.

CONEXIÓN: El mundo cambia, la radio se conecta. Este subtema pone de relieve los servicios de la radio para nuestra sociedad: desastres naturales, crisis socioeconómicas, epidemias, etc.,.

El mensaje para este día, según el secretario general de la ONU, es que la radio une a la gente. En esta época en que los medios de comunicación evolucionan con rapidez, la radio conserva su lugar especial en cada comunidad como fuente accesible de noticias e información. Pero la radio también es fuente de innovación: fue pionera en dar la palabra a la audiencia y emitir contenido creado por los usuarios varias décadas antes de que se generalizaran esas técnicas. La radio ofrece una diversidad maravillosa en sus formatos, en sus idiomas y en los propios profesionales de la radio. Ese es un mensaje importante para todo el mundo. En nuestro empeño por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacer frente a la crisis climática, la radio puede desempeñar una función clave como fuente tanto de información como de inspiración. En este Día Mundial de la Radio reconozcamos el poder perdurable que tiene la radio para promover la diversidad y contribuir un mundo más pacífico e inclusivo.

Rafael Rodríguez De Gea. Periodista.