Vistas desde el Forat de bernia

Aunque la provincia de Alicante es más comúnmente asociada con sus playas de arena clara (de ahí la marca turística de la Costa Blanca), su orografía, unida al magnífico clima de que disfrutamos, la convierten en paraíso para los amantes de la naturaleza y el senderismo. La provincia se alza con más de 60 cumbres que superan los 1.000 metros de altitud, con una red intrincada de senderos para explorar. Desde la cima de estas montañas, las vistas panorámicas son espectaculares, y desde casi todas ellas se divisa el azul del mar Mediterráneo.

En la comarca de la Marina Baixa se sitúa una de estas cumbres, la Sierra de Bernia, una maravilla natural que guarda además los vestigios de una rica historia y no pocas leyendas. Este macizo montañoso es un paraíso para los senderistas, que ofrece un sinfín de senderos adaptados a todos los niveles de habilidad, entre los que destaca la espectacular Ruta Circular, una joya para los amantes del trekking.

Sierra de Bernia
Imagen de la Sierra de Bernia. Vía Turismo Benissa

Se trata del PR-CV 7, sendero de pequeño recorrido de la Comunidad Valenciana, que en realidad comienza desde Altea la Vella, con una longitud de algo más de 13,1Km, aunque para hacer el tramo circular, podemos acercarnos en coche hasta Casas de Bernia, caserío rural perteneciente al municipio de Xaló. Desde aquí la ruta, con inicio y final en el mismo punto, tiene una longitud de poco más de 9Km.

Nuestra recomendación es iniciarla temprano. El ascenso es duro, y en muchos tramos la irregularidad del terreno obliga a ralentizar la marcha, por lo que debemos contar unas cuatro horas para completarla. No es una ruta fácil, a pesar de que en algunos blogs de senderistas la describen como un sendero sin dificultad; es exigente, abrupta, y aunque no se puede decir que revista peligrosidad, los tramos que obligan a trepar o que discurren por pedrera pueden ser un tormento para los menos diestros. La belleza de la ruta y las múltiples referencias en aplicaciones y Webs de senderismo pueden engañar a los caminantes, que la creen más accesible. En nuestro ascenso nos cruzamos con algunas familias con niños, perros pequeños, o personas de avanzada edad o no tan buena forma física, que estaban realizando la ruta con franca dificultad.

Encontraréis varias descripciones detalladas de la ruta en Wikilok; en nuestro caso elegimos esta, que llevamos activada por si nos perdíamos. Está bastante bien señalizada, aunque en algún punto dudamos, y nos vino bien tener la aplicación como guía. Desde Casas de Bernia podemos iniciar el sendero hacia la izquierda, ascendiendo primero a la cumbre para atravesarla por el Forat, o hacia la derecha, pasando primero por el Fort de Bernia. Nosotros recomendamos sin duda la primera opción.

El sendero serpentea a través de las laderas de la montaña, guiándonos por antiguos caminos empedrados y sendas estrechas. Según ascendemos por la umbría de la sierra, las vistas del interior de la provincia de Alicante son magníficas, pero uno de los puntos más espectaculares se encuentra casi llegando a la cima: el Forat, un pasadizo natural que comunica las dos caras de la Sierra de Bernia.

Pasadizo Forat Bernia
Forat de Bernia, vía Turismo Benissa

Lo atravesaremos agachados o en cuclillas, tan sólo unos pocos metros, y al final del mismo, la recompensa, se os cortará la respiración ante el paisaje. La costa de la Marina Baixa al completo: Benissa, Altea, Finestrat, Benidorm, Villajoyosa… Es el punto perfecto para sentarse unos minutos a reponer fuerzas disfrutando de las vistas.

Forat de Bernia
Vistas Forat Bernia, vía Turismo Benissa
Vistas desde el Forat de Bernia

Después continuaremos cresteando por la solana de la sierra, hasta llegar al Fort de Bernia, los restos de un fuerte militar del siglo XVI, ya en el término municipal de Callosa d’en Sarrià. El tramo del Forat hasta el Fort es el que nos resultó más duro de toda la ruta, porque discurre por pedreras y lapiaz, lo que te obliga a ir muy pendiente del terreno.

Fort de Bernia
Fort de Bernia, vía Turismo Callosa d’en Sarrià
Fort de Bernia
Vistas desde el Fort de Bernia, vía Turismo Callosa d’en Sarrià

Desde aquí la ruta desciende por sendas ya más asequibles, pudiendo disfrutar más tranquilamente de las vistas de las cimas y valles repletos de invernaderos (los famosos nísperos de Callosa), hasta que lleguemos de nuevo a nuestro punto de inicio, en las Casas de Bernia.

Llegaréis agotados, pero todavía impresionados por la riqueza paisajística de la ruta. Si la habéis comenzado temprano, perfecto, porque será la hora idónea para un merecido almuerzo. Aprovechad para disfrutar de la riquísima gastronomía del interior de la provincia de Alicante, encontraréis numerosos restaurantes en el camino de vuelta, en la partida de Pinos, en Xaló, en Alcalalí… Estamos seguros de que no olvidaréis la experiencia.

Por Mayte Vañó

La responsabilidad de los artículos escritos para AAPET es de los propios autores y autoras. AAPET no se responsabiliza del contenido, fotografías, enlaces, que figuren en los mismos.

Un comentario en «RUTA CIRCULAR DE LA SIERRA DE BERNIA: PARAÍSO PARA LOS SENDERISTAS»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.