CON LA CANCELACIÓN DE LAS HOGUERAS, ALICANTE PERDERÁ 145 MILLONES

Era mediados del pasado mes de marzo, cuando el Ayuntamiento de la ciudad y la Federación de Hogueras, rechazaron aplazar la fiesta más hermosa. La crisis del coronavirus hacía presagiar un aplazamiento, a pesar de la negativa. Los primeros en solicitar el mismo fue el Gremio de Artistas; el colectivo esgrimía, y con razón, el peligro que corrían de salud los trabajadores y no garantizaban un resultado óptimo en nuestras calles. Las Hogueras 2020 estaban en el aire, sin estar plantadas. Ahora definitivamente, ya no serán una realidad hasta el año 2021. Se apuntó que podrían celebrarse en el mes de septiembre entre el 2 y el 6 del mencionado mes, pero tampoco. Al final este año no se plantarán monumentos fogueriles, ni barracas, ni racós, ni nada de nada. Entre el gremio de artistas hay preocupación, un trabajo terminado y sin dinero para hacer frente a los costes de ese trabajo. Pero, desde el Ayuntamiento alicantino, quieren emplazar al Consell valenciano, a una declaración institucional, para crear una línea de colaboración económica con artistas de hogueras y fallas de los Gremios de la Comunidad Valenciana-Alicante-Valencia y Burriana.

Rafa Rodríguez con Sofía Escoda, Bellea del Foc 2017

De lo que no cabe duda es que debemos expresar a todos los niveles y de antemano el agradecimiento no solo al gremio de artistas, sino a todos los alicantinos y a todos los festers en particular, ya que en estos duros momentos en los que estamos viviendo, han tenido un comportamiento ejemplar para que no se apague la llama de la Festa Més Fermosa.

Económicamente, las pérdidas por la cancelación de les Fogueres, son cuantiosas. La falta de garantías sanitarias para la celebración integra de los actos a desarrollar es realmente importante para la ciudad, ya que va a suponer una pérdida de negocio de más de 145 millones de euros, en tan solo un mes, así como la pérdida de 17.000 empleos, como es de suponer, la mayoría estacionales en sectores vinculados sobre todo al turismo, la hostelería y el comercio. También las pirotecnias que disparan en Hogueras y Fallas se sienten perjudicadas; estas empresas han bajado su facturación más de un 75%, según datos ofrecidos por la Asociación Española de la Pirotecnia, y más del 70% de las empresas del sector tienen a sus trabajadores en ERTE. A todo ello hay que añadir las pérdidas al sector de la flor, las bandas de música, indumentaria fogueril, proveedores de vallas, alimentos y bebidas, y a las empresas de sonorización, luces, orquestas e infraestructuras. Las cifras que se barajan son muy dispares, pero todas significativas al no llevarse a cabo la festa más grande de Alicante. Por ejemplo, una primera estimación, sólo, para los hoteles de la ciudad, perderán más de seis millones de euros en ingresos por pernoctaciones ya que los días más importantes, estas plazas hoteleras superan el 95% de ocupación. Es decir que la hostelería en conjunto y el comercio suelen ingresar durante la celebración de estos festejos tan populares y alicantinos, más de un tercio de su facturación anual.

Miembros de un jurado de Hogueras, y de la Foguera Santa María

A pesar de todo, Alicante tendrá sus primeras fogueres online.

En muchísimas ocasiones se ha dicho “la imaginación al poder”, pues bien, quien pensaba que este año no resonaría en toda la ciudad eso de “Ja estem en Fogueres”, se equivocaron, ya que nuestros oídos no escucharan pasodobles o el sonido de una mascletá erizándonos la piel. ¿Acaso se nos ha pasado por la cabeza no sentir, vibrar, vivir les fogueres?… No será así: este mes de junio, tendremos fogueres. Hay que ir preparándose porque este 2020 llega cargado de sorpresas, y Alicante seguirá sintiendo la magia de les Fogueres. De sus primeras Fogueres online. Nuestras fiestas oficiales desde otra perspectiva, pero involucrando a todos los foguerers, barraquers y cómo no, a todos los alicantinos. Tendremos que estar atentos para que no nos pille desprevenidos.