APROSABA ES UNA ASOCIACIÓN QUE AGLUTINA A MAITRES, CAMAREROS Y PERSONAL DE SALA EN DEFENSA DE SUS INTERESES PROFESIONALES A TRAVES DE LA DIFUSIÓN DE LA GASTRONOMIA Y EL TURISMO.

El pasado 17 de mayo a las 10 a.m. invitado por APROSABA y en nombre de la AAPET me personé en el Meliá para una cata promocional de vinos de  Rioja, una nueva experiencia para mí.

 Soy bebedor de vino y habitualmente el cuerpo me lo pide algo más tarde.  Así que la cata era muy profesional porque lo que se dice beber, no bebí. Los  culillos de las copas allí se quedaron cuando abandoné el salón; bueno miento, excepto el vino blanco y el espumoso, que repetí. Verdaderamente me gustó la cata, personalizada y bien organizada y me aportó cierto valor añadido a mis amplios  conocimientos  en la materia, que dan los años.

Con una selecta asistencia de unas 20 personas, guardando las distancias como exige el protocolo del covid-19;  a las 10, 30 empezó la video conferencia, en el salón del Hotel Meliá de Alicante.  El actor, al otro lado de las ondas, estaba dirigida por  Pablo Franco, Director Técnico de la D.O. Rioja,  que embriagado por la profesión (no me cabe duda que la llevaba en los genes)  nos llenó de grandes números de esta actividad  económica de gran implantación y prestigio en nuestro país, el vino de Rioja. En conexión nosotros y varios centros formativos de Sumilleres de España.

A mí me salieron los dientes yendo con mi botella a por un litro de vino para comer en familia  a la bodega de Carlos Sánchez en Quesada. Aquellos vinos eran y siguen siéndolo, de alpargata;  en una tierra que puede presumir de aceites pero no de vinos; aunque existen buenos cosecheros y algunos aficionados enólogos  que hacen milagros con las pocas parras de sus cortijos ( he probado los de mi cuñado Domingo Fernández y de mi amigo Manolo Vallejo, alcalde de Quesada).

Tiempos después, en mi época de estudiante , por falta de recursos,  no lo caté.*  Terminada la carrera tuve la suerte de entrar  en una empresa privada de gran prestigio  donde  las relaciones públicas eran una parte importante de mi trabajo.  De hecho las referencias importantes para el empresario eran los resultados económicos de la gestión  y las notas de gastos discrecionales, que en ocasiones superaban al salario. Durante aquella larga experiencia profesional  no me privé de los más exquisitos placeres gastronómicos incluidos los buenos vinos del momento, normalmente Riojas, porque por entonces eran una garantía de calidad. Hoy siguen siéndolo pero el mercado del vino se ha diversificado como consecuencia de la mayor profesionalización del sector.

Pues bien, durante la primera hora de la cata, dedicada a la videoconferencia, Pablo Franco nos ha recordado los grandes números económicos de Rioja: Las tres grandes áreas de producción: Rioja Alta, Oriental y Alavesa, la producción en 2018 de 5,818 H de tinto y 6.022 H de blanco. Las  variedades de las que predominan: Tempranillo (87, 7% de los tintos) y Viura (70 % de los blancos).  Y muchos datos más, que la D.O.cat. Rioja, iniciada en 1925, tiene en su página web.

La segunda hora de esta reunión ha sido para la cata. Hoy después de tantos años sigo siendo consumidor comedido de vinos por lo que comprenderán que los vinos tintos de Rioja de hoy  de todas las gamas (crianza, reserva y gran reserva) no me hayan aportado demasiado;  a excepción del VINO BLANCO y el ESPUMOSO.

El vino blanco me ha parecido excepcional. El espumoso me ha gustado, de manera que esta próxima Navidad pediré una caja.  Pero solo por el vino blanco me ha merecido la pena la asistencia. A juzgar por el contenido del momento diría que “el mejor de los vinos blancos ha sido  el blanco de Rioja”. Así que le seguiré la pista, pero sin olvidarme de nuestros maravillosos vinos D.O. Alicante, de los que soy asiduo consumidor, sobre todo de algunos vinos tintos que he conocido gracias a nuestra querida asociación.

Pero hay un motivo por el que la cata me ha parecido extraordinaria: Y me quiero referir particularmente a los tres profesionales  de APROSABA que la han organizado. Me ha llamado la atención la profesionalidad, seriedad, interés y dedicación a las ganas de defender su profesión, éste uno de los motivos de la cata además de  darse a conocer porque acaban de empezar.

Manuel Vera, en su presentación de APROSABA

La verdad es que últimamente la profesión se ha dormido en los laureles y le está robando protagonismo la cocina;  la noble profesión de camarero ha tenido sus momentos de gloria. Yo, de estudiante trabajé de camarero un par de veranos en Moraira, con mi amigo  y camarero J.B. Goméz Cerveró, entonces Campeón de España de ABE (Asociación de Barmans Españoles) , con él viví el orgullo de la profesión y algunas técnicas del oficio que hoy aun pongo en práctica porque las comidas en mi casa habitualmente corren de mi cuenta.

En fin, he pasado un buen rato entre amigos. Agradezco a APROSABA la invitación y  le auguro a sus miembros: J.M. Blazquéz (tesorero),  Juan Gallego (Secretario) y a Manuel Vera ( Presidente) un buen futuro. Gracias también al Meliá.

 La AAPET tiene vocación de estar junto a los emprendedores como ellos y lo hemos demostrado con  la asistencia de mi otro compañero Felipe, a pesar de nuestras  múltiples ocupaciones. Así que no hay duda  de que le seguiré la pista de APROSABA, como a ese  VINO BLANCO de Rioja.

(*) expresión típica de mi tierra

Damián Uclés. Alicante 17 de mayo 2021