El Ayuntamiento de Calpe no descansará en reclamar a la Generalitat Valenciana, el que vuelva a acreditarle como Municipio Turístico de la Comunidad. Los calpinos creen que motivos no le faltan para conseguirlo; en los próximos años va a desarrollar una importante apuesta para dar el salto como Destino Turístico Inteligente. Por otro lado, la localidad prevé poner en marcha próximamente una nueva “app” que enviará datos de interés al móvil de los turistas. Para ello, se trabaja en los proyectos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), cofinanciados con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea. Este nuevo plan incluye, entre otras muchas acciones, la construcción de una nueva oficina de turismo y la reurbanización de varios viales. Ambas instituciones invertirán 6.134.522,12 euros, sufragados al 50%, es decir, entre el consistorio calpino y Europa.

Además, Calpe va a apostar por decisión de todos los grupos políticos que componen la corporación de la localidad, por el turismo náutico, deportivo y gastronómico, al aprobar de forma definitiva el Plan estratégico de turismo 2020-2030, un documento que establece la hoja de ruta. Sin olvidar el turismo familiar (que sustenta la oferta tradicional de Calpe), así como destino turístico inteligente. Además, el plan establece 15 grandes líneas estratégicas entre las que se encuentran el desarrollo de un Observatorio de Destino Turístico Inteligente, la puesta en marcha de una campaña de sensibilización local para el fomento de la hospitalidad, el estudio sobre la capacidad de carga de los recursos naturales (las playas, Parque Natural Penyal d’Ifach), la monitorización de la percepción local sobre el turismo, medidas de accesibilidad y movilidad interna de los visitantes, así como actuaciones orientadas a la modernización, cualificación y seguridad de las empresas turísticas, entre otras muchas.

Y para poner la guinda al pastel, el “nuevo” puerto deportivo de Calpe que tendrá un gran paseo con vistas al Peñón de Ifach. La nueva empresa concesionaria Port Boutique Calp, que gestiona los puertos deportivos de Santa Pola y Formentera, así lo ha decidido. Estará en funcionamiento tras demoler las actuales edificaciones y desecar totalmente la dársena, ya que se vaciará totalmente de agua. Así podrá dragar la arena y recuperar un calado de dos metros y medio. La arena se verterá en la Playa de Puerto Blanco. De esta manera el puerto tendrá una superficie de 7.800 metros cuadrados y una lámina de agua de 11.000 metros cuadrados. Tendrá 203 amarres. La mayoría son para embarcaciones de 8 metros de eslora, aunque también hay algunos atraques para yates de 15 metros. Será un puerto deportivo y turístico. De hecho, se levantarán construcciones de poca altura y bastante integradas para cinco locales comerciales, de hostelería  y para empresas de turismo náutico. Casi con toda seguridad, en año y medio, este puerto será muy distinto y más atractivo. Y estará operativo.

Por Rafael Rodriguez DE Gea

Vicepresidente de AAPET. Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !