Gestionado por la red Alicante Natura, y a los pies de la sierra de Onil, se encuentra este maravilloso enclave: Casa Tápena.

Es un lugar ideal para pasar una mañana o tarde, pues además hay barbacoas que poder utilizar, y un chiringuito, en la zona de recreo.
Cuenta con un manantial, una zona agrícola, un jardín mediterráneo, un pequeño bosque y un laberinto vegetal. Aconsejo adentrarse en el laberinto para llegar al cedro y pedir un deseo, en estos tiempos tan necesitados de buenos deseos. Este laberinto es muy similar al que ya existe en el Jardín de Santos, de Penáguila.

Pasamos una bonita mañana de domingo en este cuidado paraje, que aconsejo conocer, si no lo han hecho todavía. Los domingos se llena enseguida de gente, pese a que dispone de dos aparcamientos, así que mejor llegar pronto.

Rosas en el Jardín Mediterráneo
Fuente en una de las entradas al paraje
Divertidas formas acústicas para jugar un rato
Abeja
Laberinto vegetal
Cedro de los deseos

Llegamos al cedro, por lo que pudimos pedir nuestro deseo.

Mapa

Mapa del laberinto, para los menos intrépidos.

Más información en: http://www.alicantenatura.es/casa-tapena/#

Cristina Arroyo Martínez