El XXIX Café-Tertulia que organiza la Asoc. Alicantina de Periodistas y Escritores de Turismo  -AAPET – , en colaboración con el Hotel Spa Porta Maris de Alicante, se celebró ayer en una jornada que  sirve de comienzo inaugural a los cafés-tertulia de índole turística de este año 2019.

El tema ha sido: “Turismo accesible: estudio y análisis de la accesibilidad”, y ha resultado una mesa de lo más interesante, con numerosas aportaciones de los componentes de la misma e integrada por importantes agentes expertos en accesibilidad: la ONCE, representada por Belén González, responsable de los Servicios Sociales de la Entidad, Antonio Ruescas, Presidente de COCEMFE en Alicante, Josefa Sánchez Mompeán, representando a FESORD Alicante, y que acudió con una intérprete en lengua de signos, Francisco San Martín, representando a FGV Alicante; por parte de AAPET: Rafa Rodríguez, vicepresidente de la Asociación, Felipe Lozano, de Tramuntana Aventuras, Marcos Pavón, de Bluemed Tours y Cristina Arroyo , Presidenta de AAPET y moderadora de la tertulia.

Empezando por la izquierda hacia el fondo: Felipe Lozano, Belén González, Francisco San Martín, Josefa Sánchez, Cristina Arroyo, Intérprete de Josefa, Antonio Ruescas, Ángel Marcos Pavón, Rafa Rodríguez.

En primer lugar ha intervenido Josefa Sánchez hablando de la ONG a la que pertenece, FESORD CV, que se creó en 1978 y que por lo tanto tiene 40 años de existencia aunque la Fundación se creó después. FESORD sirve de orientación a las personas sordas, prestando atención a todas las necesidades que se les pueden presentar desde que son niños, con el apoyo también a la familia, hasta la edad adulta, sobre todo en los aspectos de la Formación y la Lengua. Josefa nos ha contado a través de su intérprete que no se debe hablar de personas sordomudas sino de personas sordas, y que su idioma es una lengua de signos, y no un lenguaje.  Nos pone como ejemplos de lugares totalmente accesibles para sordos el Hotel Cabo Cervera en Torrevieja, con luces de emergencias bien visibles, ascensores con paredes de cristal, indicaciones en lengua de signos y subtítulos. Cerca de allí también es accesible, al menos para ellos, el camping Lo Monte.

A la pregunta sobre si la lengua de signos a la que hace referencia es la española, pues nos consta que cada país tiene su propio idioma, Josefa nos responde que efectivamente la lengua de signos del hotel es la española. No obstante, nos comenta que hay una lengua de signos internacional que se está estudiando y que poco a poco, sobre todo los jóvenes, la están empezando a usar, algo que les facilitará muchísimo las cosas en el futuro.  También comenta Sánchez que otros lugares accesibles para sordos son el Museo “Vilamuseu” de la Vila Joiosa. “Es un referente porque es cien por cien accesible” . Ante esta afirmación,  Belén González ha afirmado que efectivamente lo es también para ciegos, por lo que desde aquí agradecemos las medidas tomadas por Vilamuseu.  El Castillo de Sagunto es otro recurso accesible. En cuanto a municipios, Josefa ha remarcado la enorme labor de El Campello y de Alcoy dotando a sus recursos de códigos QR que pueden descargarse en lengua de signos.  “Además, en Tourist Info Alcoy tienen un convenio mediante el cual se comprometen a contactar con una intérprete en lengua de signos cuando se necesiten sus servicios”.  “También son dignos de mención como espacios accesibles la UA, el SERVEF o el Museo Miguel Hernández de Orihuela” – ha añadido.

Josefa Sánchez Monpeán frente a su intérprete, vestida de negro, como marca la norma, en primer plano.

Francisco San Martín, Técnico en Comunicación en la Dirección de Alicante de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana- FGV-, nos ha hecho entrega del libro denominado “Plan de Accesibilidad Universal”.  Se ha mostrado muy interesado en todo momento con las necesidades que se estaban planteando en la mesa y nos ha contado que el TRAM transporta en Alicante anualmente a 10.700.000 viajeros. Se caracteriza por una baja contaminación medioambiental y acústica, y es precisamente esto último lo que convierte al TRAM en un arma de doble filo (en referencia a la cantidad de personas, sobre todo jóvenes, que andan abstraídos mirando el móvil y pasan por vías por donde circula sin mirar). Para San Martín en Alicante haría falta un ente gestor que aglutine a Vectalia y al TRAM, pues “así se unificarían criterios, como la edad de los niños a partir de la cual se les cobra billete, por poner un ejemplo”.  También nos ha desvelado que en un futuro cercano esperan poner en funcionamiento cinco unidades nuevas diésel eléctricas que harán el trayecto Alicante – Denia sin necesidad de transbordo.

Belén González ha comentado al respecto del TRAM que agradece el hecho de que vaya avisando las paradas pero que aprovecha la tertulia para solicitar un avisador de salidas en Luceros, algo que a los ciegos o personas con gran discapacidad visual les facilitaría las cosas. Marcos Pavón, de Bluemed Tours ha indicado que en general en la ciudad falta concienciación de accesibilidad, y que ellos, que en algunas ocasiones trabajan con personas ciegas, se han ido dando cuenta de estas carencias. 

Para Belén hay inversiones que no generan un coste muy amplio y grandes beneficios como que algunas oficinas de turismo posean lupas televisión o algunos folletos con las letras en tamaño grande. Asimismo, y aplicado a los hoteles, ascensores que avisen de las plantas. Rafa Rodríguez ha comentado que el Hotel Gran Sol fue el primero que puso ese servicio de notificar las plantas. Belén agradece la cantidad de semáforos sonoros que afortunadamente existen en la ciudad.

Antonio Ruescas, en su intervención, ha señalado que COCEMFE es una asociación de asociaciones, concretamente la forman 46. Lo único que pide es que se cumpla la ley, algo que no se está haciendo. “Las personas con discapacidad necesitamos autonomía y para ello es fundamental hacer que las personas piensen en accesible”. Antonio ha agradecido a San Martín la resolución del problema con el ascensor de la Plaza de los Luceros y el protocolo de medidas alternativas que se aplicó. En su caso, la Delegación de FGV en Alicante le proporcionó el servicio de un taxi desde la Estación de Mercado para llevarle a Luceros.

En cuanto a los alojamientos accesibles, Antonio comenta que muchos de ellos les generan desconfianza porque dicen que son accesibles y luego no lo son, como le ocurrió una vez en que tuvo que cambiarse de hotel. A menudo viaja con amigos que no utilizan silla de ruedas y “siempre los viajes a un discapacitado físico le va a salir más caro” – añade.

En cuanto a rutas inclusivas, nos cuenta que van a poder entrar dentro del submarino de Torrevieja. También en esa ruta figura el poder acceder al acuario de Santa Pola, y subir a una tabarquera  adaptada.

Como ven la jornada ha dado para mucho. Todo interesante y necesario. Antonio y Belén nos emplazan a repetir la jornada y analizar lo que se ha conseguido en ese lapso de tiempo. Y tanto FESORD, como COCEMFE y la ONCE han pedido que por favor se les llame cuando alguien quiera hacer un recurso/hotel/restaurante, etc. adaptado, que ellos con mucho gusto y gratuitamente les asesorarán pues redundará en beneficio de las asociaciones que representan.  Así que ya lo saben.
AAPET agradece a los integrantes de la mesa sus aportaciones y al Hotel Spa Porta Maris que posibilite a la asociación la celebración de este tipo de encuentros turísticos.

Cristina Arroyo