Se esperaba, después del trueno final y tras la “prueba piloto” de las Fallas de Valencia. La Unión Nacional de Entidades Festeras de Moros y Cristianos es decir la (UNDEF), ha reclamado una explicación “coherente” ante la doble vara de medir que según ellos, tiene el Consell Valenciano.

A través de un comunicado reclama “que se autorice la realización de actos en todas aquellas localidades que así lo soliciten”; apuntan que es hora de permitir que la fiesta pueda continuar. Incluso ha puesto el foco en el aspecto económico, subrayando la necesidad de abrir el grifo para todos.

Rápidamente, las entidades festeras de Moros y Cristianos de Alicante se han puesto manos a la obra y han rechazado de plano las medidas propuestas por la Conselleria de Sanitat. Los responsables de estos festejos en la capital dicen que no desfilan en batallón ni lo van a hacer nunca. La Consellería de Sanitat propone: mascarilla obligatoria incluso en exteriores, distancia entre festers, y desfiles en batallón. Estas son algunas de las propuestas que hace Sanitat para permitir que se vuelvan a celebrar las fiestas, a lo que los festeros de Alicante se oponen por completo. Según han manifestado, hay medidas efectivas que se podrían llevar a cabo, como hacer pruebas PCR o de antígenos a los miembros de las filaes, que les permitiera desfilar con normalidad, ya que lo que propone la Conselleria, dista mucho de la esencia de unas fiestas que en algunos barrios de la capital cuentan con más de 80 años de antigüedad. Pero desde Sanitat se mantienen en sus trece.

A pesar de ello, los Moros y Cristianos del Palamó (Villafranqueza), han desarrollado y llevado a cabo un programa de actos de su Mig Any desde el 17 al 19 de septiembre, con la normativa expuesta, aunque a regañadientes. Digamos que comenzaron con la entrega o reparto del libro festero, pasando por pasacalles, comidas, almuerzos y cenas en los distintos cuarteles de las comparsas; incluso se llevó a cabo un concurso de dibujo para niños de 3 a 13 años. El sábado 18, el acto más esperado de todo este medio año, el desfile del Mig Any, con capitanes, abanderadas y representantes de las distintas filaes. Por el bando de la media luna, los capitanes adultos e infantiles, acompañados de las abanderadas, con su séquito: Yemeníes, Moros Viejos, Abbasies, Ximos, Palamoners, Marrocs, Tuareg y Negros Papues. Y por lo que concierne a los representantes de la cruz, también capitanes adultos e infantiles, abanderadas y los representantes de Contrabandistas, Corsarios, Arpes, Pescadors i Llauradors, Guerreros, Caballeros Templarios y Halcones Reales. Estos festejos se cerraron con un concierto de música festera a cargo de la Banda Unión Musical de Villafranqueza.

Mientras, este año la Federación de Moros y Cristianos de Alicante va a celebrar el XXV aniversario de su fundación. Actos,que por motivo de la pandemia que estamos viviendo, no se pudieron llevar a cabo el pasado año. Por ello, dentro de sus posibilidades ha preparado una serie de actos, dentro del programa establecido para la celebración de los mismos del 1 de septiembre al 25 del mismo mes, con el siguiente desarrollo:

Hasta el día 15, tuvo lugar en la Sala Ámbito Cultural del Corte Inglés una exposición fotográfica conmemorativa de estos 25 años. El próximo día 23, por la mañana, se va a presentar a los medios de comunicación el libro que recoge esta importante efemérides; el mismo tendrá lugar en el Museo de Aguas de Alicante y Pozos de Garrigós. Al día siguiente, el viernes 24, en el Castillo de Santa Bárbara, se celebrará la Gala del XXV aniversario y posterior cena. Y por último el sábado día 25, por la mañana, de nuevo en el Castillo de Santa Bárbara de 10’30 a 13’30, se va a celebrar un Encuentro de Embajadores de la Provincia, donde participarán diversos embajadores de la zona de L’Alacantí. Y por la tarde, a partir de las 19’30 horas, en la Plaza del Ayuntamiento y como clausura a estos 25 años, se ofrecerá un concierto a cargo de la Orquesta Sinfónica Municipal, donde se estrenará un pasodoble dedicado a la Federación y dónde se podrán escuchar diversas marchas, moras y cristianas.

Por otro lado, la Asociación de San Jorge de Alcoy ha solicitado permiso a Sanitat para poder celebrar su Mig Any de Moros y Cristianos, en octubre. En la entidad festera están convencidos de obtener la autorización pertinente y ya trabajan en organizar una programación acorde con las normas sanitarias.

Donde estallan de alegría es en Altea, ya que el Consell de la Generalitat Valenciana ha declarado las fiestas de Moros y Cristianos, y las Fiestas Patronales de interés turístico.

Por Rafael Rodriguez DE Gea

Vicepresidente de AAPET. Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !