Un título tal vez sofisticado pero al menos inquietante, ¿la Montaña existe? Seguramente, hace muchos años los pueblos costeros del Mediterráneo también se hicieron una pregunta similar (¿la Costa existe?) cuando la economía alicantina la movían, entre otras, las fuertes industrias de Novelda, Jijona y Alcoy. La dedicación a las Telas, las Especias, la Almendra o la Nieve no dejaba lugar para imaginar una industria en la que la gente pagaría por una cama y unos baños al sol. El milagro económico de los años sesenta, traería consigo esas vacaciones en el mar que tantas películas españolas han recreado teniendo como protagonistas a los Rodríguez y sus familias. ‘Veranear en el Mediterráneo’ se consolidó como una nueva industria que no echaba tantos humos, y que funcionaba con seiscientos y bronceadores.

PAISAJE . CENTRO CULTURAL

 

Pero ahora la Montaña se mueve, y no es una cuestión metafísica, es un asunto de Nuevos Modelos Económicos que están desarrollándose de un modo sostenible, y que recuperan la tierra y los cultivos para recuperar la uva y  fruta autóctona; hacen del minifundio una actividad rentable; contribuyen a fomentar los valores de la dieta mediterránea que es considerada como el modelo más saludable del mundo; también pretenden poner en valor todos los aspectos relacionados con el campo; al mismo tiempo que respetar el Medio Ambiente, y proteger el paisaje de la Montaña de Alicante y la cultura del territorio.

 

 

¿Y todo esto no es suficiente para que se recuperen las vías de comunicación entre la Montaña y la costa?  ¿No se intuye que la comunicación entre ambas sociedades solo puede beneficiar a todos? Turismo sostenible para el Turista de un futuro muy próximo porque a ese Turista también le gusta vacacionar en invierno. El Turista de un futuro próximo es muy activo e inquieto, curioso, y adicto a las nuevas tecnologías. Le parece tan interesante tumbarse en una playa de Benidorm como hacer excursiones de un día para visitar el Modernismo de Novelda, comprar Frutas La Sarga o asistir a un curso de Microvinya mientras saborea un buen vino del Celler de la Muntanya, un vino con mensaje, el mensaje de una tierra milenaria!!

bis.small.La Montaña.melocotones.

 

 

 

Ya lo dice la Santa Fe de Bon Jovi “no man is an island” a lo que podríamos añadir que ni tan siquiera deberían comportarse como tal los destinos turísticos, y mucho menos los que se aíslan mientras se miran el ombligo embelesados. Apuntalar la fidelidad del turista sobre el cañizo frágil de los conflictos bélicos que afectan a los competidores es jugar a la ruleta rusa, o comprar un solo número de lotería navideña. El Lovestory con el turista ha de construirse con la ayuda de varios ‘cómplices’, una ‘historia de amor’ que no caiga en la rutina para retenerle a nuestro lado, de lo contrario ……….. cantará aquello de ¡¡¡como se pueden querer varios destinos turísticos a la vez y no estar loco !!!

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !