AAPET Visita Villajoyosa

En la comarca de la Marina Baixa, en el municipio de Villajoyosa (La Vila Joiosa en valenciano), AAPET ha celebrado el cuarto Press Trip de su programa Anfitriones del presente año. Hemos tenido la suerte de contar con una anfitriona de excepción, Marichel López, alcoyana de nacimiento, pero vilera de adopción, y el lujo de ser acompañados en nuestra visita por Rosa Llorca, concejal de turismo, patrimonio histórico, industria, comercio y comunicación, y Jaime Santamaría, concejal de fiestas, participación ciudadana, policía local y movilidad urbana.

Press Trip AAPET Villajoyosa

El cerro donde se asienta el casco antiguo de Villajoyosa fue una ciudad ibera, y posteriormente se identifica con la antigua ciudad griega de Alonis y la romana Allon. Despoblada en época islámica, Villajoyosa, fue creada como nueva villa en 1300, por el capitán general de la escuadra de la Corona de Aragón, Bernat de Sarriá, noble al servicio del rey Jaume II el Just, en momentos de expansión territorial de los reinos cristianos de Castilla y de Aragón por tierras alicantinas y murcianas. Quizás sea el casco antiguo de esta nueva villa medieval el atractivo turístico más conocido de la Vila, con sus casas de colores, pintadas así por los pescadores para poder reconocerlas desde el mar.

Villajoyosa desde el mar
Villajoyosa desde el mar, vía Turismo Villajoyosa

Pero en esta visita especialmente creada para AAPET, nuestra anfitriona Marichel ha querido mostrarnos La Vila menos conocida, la que ocupa orgullosa el décimo lugar en número de Bienes de Interés Cultural de la Comunidad Valenciana. Su subsuelo alberga tesoros que la ciudad ha ido recuperando y conservando con pulcritud, siendo ya un verdadero museo en sí misma.

Comenzamos la visita en la Casa Museo La Barbera dels Aragonés, acompañados por una guía de excepción, Malena Lloret, quien nos introdujo en la historia de Villajoyosa durante los siglos XVII – XIX, a través de las estancias y preciados objetos, magníficamente conservados, pertenecientes a la familia Aragonés, propietaria de la finca durante cuatro siglos. La finca la Barbera, que en su día fue casa agrícola, fue restaurada a principios del siglo XXI por el Ayuntamiento de la Vila, y es actualmente centro neurálgico de la ciudad, realizándose numerosas actividades sociales y culturales tanto en la Casa Museo como en el auditorio al aire libre creado en sus jardines. Recomendamos sin duda la visita guiada, que se realiza de martes a viernes a las 13h., o bien concertar una visita si vamos en grupo; es el mejor modo de contextualizar cada detalle y comprender la vida de los vileros durante los últimos cuatro siglos.

La Barbera dels Aragonés

A continuación, nos impresionó sin duda la visita al edificio sede de Vilamuseu, que se encuentra situado sobre el antiguo Colegio Álvaro Esquerdo, del que se conserva la fachada. Museo volcado en la interpretación y la accesibilidad, nos fue imposible visitar durante esa mañana la riqueza de todas sus exposiciones, por lo que volveremos en una próxima ocasión. En nuestra visita sin embargo, acompañados por la concejal de patrimonio, Rosa Llorca, tuvimos el privilegio de bajar a sus sótanos para conocer el minucioso trabajo de recuperación que se está realizando para desalar y restaurar todo el material que se está extrayendo del Bou Ferrer.

El pecio Bou Ferrer es un gran velero mercante romano, naufragado a mediados del s. I d.C. frente a las costas de Villajoyosa, que tiene una eslora de unos 30 metros y aproximadamente 230 toneladas de porte. Transportaba un cargamento principal de unas 2500 ánforas, producidas en alfares como el de Villanueva de Puerto Real en Cádiz, y lingotes de plomo de Sierra Morena. Os recomendamos encarecidamente la visita guiada a la exposición y talleres del Bou Ferrer, que podéis realizar de martes a sábado a las 11.30h.

Acompañados por Jaime Santamaría, concejal de Fiestas, disfrutamos también con la visita guiada a la exposición temporal sobre las fiestas de Moros y Cristianos de la Vila, “Música, pólvora i Desembarc”, en el que pudimos conocer todos los detalles de sus Fiestas, de Interés Turístico Internacional. Nos encantó el corto sobre la historia de su Desembarco, un gran trabajo audiovisual, que nos hizo desear aún más no perdernos la cita el próximo 28 de julio de madrugada ¡allí estaremos!

Jaime Santamaria concejal fiestas La Vila

Marichel nos acompañó después a recorrer la Calle Colón, en la que se encuentra la oficina de Turismo de Villajoyosa, en un precioso palacete, el Chalet ‘Centella’ construido en 1930, cuyos propietarios gestionaban la importante conservera Lloret y Llinares.

Chalet Centella La Vila Joiosa

Pudimos también degustar los riquísimos nardos, bebida típica en las Fiestas de La Vila, compuesto por café granizado y absenta.

Nardo Villajoyosa

Al final de la calle Colón, Marichel nos mostró el yacimiento, actualmente en proceso de excavación, de las termas públicas de Allon, un gran complejo termal edificado entre el año 85 d. C. y la primera década del siglo II d. C., y que permaneció en funcionamiento hasta la primera mitad del siglo IV d. C.

Y cómo podíamos no visitar el mercado de abastos de La Vila 🙂 Los ojos se nos iban tras los salazones y los pescados y mariscos ¡qué maravilla! #PeixFrescDeLaVila

Y tras esta visita a La Vila menos conocida, llegó el momento de disfrutar de un buen almuerzo durante el que comentar todo lo aprendido. El Restaurante Drago nos preparó un riquísimo menú, en cuyos entrantes no podían faltar algunas de las tapas más típicas que se degustan durante las fiestas de Moros y Cristianos: Aspencat, fetge amb queradilles (hígado con patatas) y una riquísima sepia con picadillo de ajo y perejil.

Marichel, experta en vinos, y amante en especial de los vinos de nuestra provincia, quiso que probásemos dos exquisitos vinos de la bodega Mas de Sella, un apasionado proyecto familiar de recuperación agrícola y económica en el pueblo de Sella, en plena Sierra de Aitana. En esta ocasión degustamos el Mas de Sella y el Cinto Sentella, por cortesía de #wineandtwits

Hicimos cientos de fotografías durante nuestra visita, que nos es imposible incluir en este post. Podéis disfrutar de muchas de ellas en el post de nuestro compañero Mario Ayús, desde la mirada perfecta del objetivo de su cámara.

Un comentario en «DESCUBRIENDO VILLAJOYOSA: LA VILA MENOS CONOCIDA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.