Las tertulias de la AAPET  los primeros miércoles de mes, siempre abordan aspectos importantes del turismo en nuestra Comunidad.  La pasada tertulia del 3 de abril celebrada en el Hotel Spa Porta Maris versó sobre el tema: “Los residentes extranjeros en la Costa Blanca, su percepción de la Provincia y de su entorno”.

Una vez más hemos compartido tertulia miembros de la AAPET,  con nuestros  invitados de excepción, relacionados profesionalmente y por tanto conocedores de algunos de los más renombrados sectores del turismo residencial en nuestra provincia. Han sido: Irina Chernova, especialista en emigración y propietaria de un establecimiento de vino en Alicante;  Aleksandr, que representa a un gabinete de abogados enfocado al turismo residencial, Pascal Dits y Françoise Plassard en representación de los francófonos.

Ambos contertulios un día hicieron la maleta como turistas para visitar nuestra tierra y quedaron cautivados, como no podía ser menos. Mas tarde deshicieron las maletas para siempre, y enraizarse profesionalmente en esta Comunidad. Aquí encontraron oportunidades laborales y alternativas profesionales. Actualmente,  gestionan sus propios negocios y ofrecen el servicio de asesoramiento, en sus propios idiomas, a quienes en la actualidad siguen descubriendo las ventajas de este destino turístico.

La Comunidad Valenciana es líder en este tipo de turismo porque  brinda posibilidades de  empleo, alternativas  de negocio con buenos márgenes comerciales para su negocio,  al tiempo que ofrece la inmersión en una naturaleza y clima privilegiados, como ellos mismos reconocen, de los mejores del mundo, que aporta salud haciendo la vida mejor y más longeva;  y por si algo falla, ahí está para resolverlo uno de los mejores sistemas sanitarios, también del mundo,  a su disposición en mejores condiciones muchos casos, que en algunos países de origen.

El desconocimiento del  idioma, los farragosos trámites administrativos, etc., les ofrece las claves para que los residentes acudan a estos profesionales, confiados en la garantía de hacerlo en su propia lengua. En todo caso estos servicios son una buena alternativa tanto para el demandante y están bien vistos por la población autóctona porque mejora las relaciones y representan otra fuente de riqueza para el País. Las  redes sociales  también están mejorando la calidad, profesionalidad y la imagen comparativa de los servicios.

Uno de los aspectos que han dejado la huella de la desconfianza del turismo en nuestra Comunidad han sido nuestros  casos de intrusismo, los fraudes y  la corrupción política. Y “sensu contrario”, también las instituciones turísticas se esfuerzan cada día más en su  gestión y el sector turístico se congratula con las últimas sentencias sobre las falsas denuncias tan habituales en un sector del turismo, y están acabando con esta picaresca de las falsas reclamaciones.

Nuestros invitados nos trasladan que los residentes dicen encontrarse bien entre nosotros y que perciben que son tratados con igual reciprocidad. Problemas en los países de origen, como el brexit, acaban incidiendo negativamente en los flujos turísticos.  Constatamos que el  nº de empadronamientos anglosajones está bajando y se está sustituyendo por población de rusos, ucranianos y países del este.

En resumen: No existen problemas de convivencia, en primer lugar porque el habitual e histórico turismo residencial de Alicante y su provincia goza de una inmejorable imagen y en segundo lugar  porque el carácter alicantino es abierto y solidario. El turismo es nuestra principal industria y estamos concienciados en que hay que cuidarla porque aportan cultura y prosperidad.  No obstante tanto este turismo residencial como la propia población autóctona coinciden en extremar la vigilancia para evitar el turismo ilegal y  marginal que perjudica a ambos y para el que sería deseable mayor concienciación política y policial para descartarlo.

Alicante 3 abril 2019.

DAMIÁN UCLÉS FERNÁNDEZ. AAPET. Escritor