Alicante retoma las visitas guiadas para descubrir los refugios antiaéreos de la ciudad.

Obras de ingeniería subterránea construidas durante los inicios de la Guerra Civil, escondidos en el subsuelo de Alicante, que podemos visitar y conocer su historia y curiosidades.

Alicante fue una ciudad muy castigada durante la Guerra Civil por bombardeos y ataques aéreos que diezmaron edificios y construcciones civiles. Cuando las sirenas sonaban, la prioridad era salvar la vida de los miles de personas que poblaban la ciudad. Hubo una necesidad imperiosa de construir decenas de defensas, refugios y abrigos para proteger a la población del peligro inminente. Los primeros refugios se empezaron a construir en Alicante cuando se iniciaron los bombardeos que sufrió la ciudad en noviembre de 1936, y hasta el año 1939.

El Ayuntamiento de Alicante, desde la Concejalía de Cultura y el Departamento de Memoria Histórica, ha hecho posible que podamos visitar y conocer este legado olvidado en el tiempo, para poner en valor el papel que estas estructuras desempeñaron durante los años 30 del siglo XX, así como curiosidades, historias y testimonios de aquellas personas que vivieron la experiencia de tener que utilizarlos.

Actualmente, se ofrecen visitas guiadas en el Centro de Interpretación de los Refugios de Alicante, en las instalaciones de la antigua Casa de Máquinas, donde a través de fotografías, maquetas, carteles y demás material de la época, realizamos un viaje al pasado para conocer el papel fundamental de estas curiosas estructuras y la vida en la ciudad durante esos aciagos años. Además, se visitan dos de los refugios más conocidos, como son el R31 Séneca y el R46 Balmis.

Para concertar visita, la reserva de plazas se realiza a través del whatsapp+34 690 004 431 o por correo electrónico refugiosdealicante@gmail.com

Más de 90 construcciones utilizadas como refugios repartidos por los subsuelos de Alicante.

Algunos de estos refugios son muy conocidos tras su rehabilitación, debido a las diferentes actividades que se han desarrollado en ellos (visitas guiadas, visitas teatralizadas, conferencias…). Pero hay otros, menos conocidos por el gran público, más secretos, que poco a poco se irán recuperando para mostrar su singularidad.

En el Departamento de Memoria Histórica se tiene conocimiento de que algunas personas empezaron a construir refugios y recabaron ayudas para culminar la excavación en época de guerra, y cuando recibían ayuda de entidades públicas, éstos pasaban a ser públicos. Sobre todo, se encuentran en las faldas de los montes Tossal y Benacantil, ya que se hacían aprovechando la ladera o excavando directamente sobre ella.

Para adelantar en la construcción de estas estructuras de refugio, en algunos casos se utilizaron túneles, cuevas y demás ubicaciones subterráneas o protegidas por laderas para tal fin durante la Guerra Civil. Otros refugiosse excavaron en dunas fósiles, lo que facilitó su construcción por la maleabilidad de los materiales y terrenos sobre los que se actuaba.

Alicante es la ciudad española con más refugios recuperados visitables


Los refugios que podemos encontrar en Alicante son variopintos, tanto por su construcción como por sus características y ubicaciones. Los que más se conocen son los que construyó o coordinó la Comisión de Defensa Pasiva de la Ciudad de Alicante, planificando y construyendo más de 90 de los que se tiene información, bajo vías y plazas, centros públicos municipales o la Diputación, mayoritariamente, y que son de titularidad municipal.

Industrias y fábricas debían construir refugios para el grueso de sus trabajadores, como por ejemplo los ubicados en las instalaciones de la antigua fábrica de tabacos, o los de las fábricas de la zona de Babel y Benalúa. Y de estas zonas industriales encontramos varios y curiosas piezas, como cantidad de tejas cerámicas de diversa factura en edificios de la época, como la Casa de Máquinas, actual Centro de Interpretación de los Refugios de la Guerra Civil en Alicante, y desde donde se inician las visitas guiadas para conocer estas infraestructuras y su legado.

Lo que es una realidad es que hoy en día Alicante es la ciudad de España con más refugios abiertos al público.

Esta característica destaca desde el punto de vista del interés turístico, así como del histórico y patrimonial. Una seña de identidad de una ciudad que, como muchas otras, tuvo que afrontar la terrible necesidad de proteger a su población de los innumerables bombardeos que asolaron la ciudad. Una visita más que recomendable, para conocer lo que suponía encontrarse al abrigo de estas estructuras que salvaron muchas vidas, y así, comprender mejor un pasado histórico que esperamos nunca se repita.

Artículo de Felipe Lozano, guía oficial de turismo y miembro de AAPET

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.