Como buen comienzo de un año que presagia nuevos y exitosos retos, la Asociación Alicantina de Periodistas y Escritores de Turismo, celebró la tercera edición de su café-tertulia de turismo, cuyo tema fue  “Retos y carencias en la formación del sector turístico alicantino: Caminando hacia la excelencia”

El encuentro tuvo lugar en el buque emblemático que es Meliá Alicante, con su Directora Comercial, Idoia Elosua, ejerciendo como estupenda anfitriona y con la asistencia de tertulianos de peso como Vicente Marhuenda (Gerente de APHA -Asociación Provincial de Hoteles de Alicante- y profesor de turismo en la Universidad de Alicante), Francisco Juan (nuevo Director de INVAT.TUR -Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas- y ex Director del CDT Benidorm-, Antonio Crespo (Coordinador Técnico de Formación de la Red CDT de la Agencia Valenciana de Turismo), Jorge Rodríguez (Gerente de la empresa de formación ESATUR), Emilio Cano (Gerente de “Costa Blanca Tour Services”), Iván Llorca (Vicepresidente de AGUITUR -Asociación Profesional de Guías Comunidad Valenciana-) y, por parte de AAPET,José María Díez (Vicepresidente),Cristina Arroyo (Vicepresidenta 2ª), Rafael Rodríguez (periodista Jefe de Prensa Deportiva de Alicante)y, Marga de la Vega (Presidenta),como organizadora y coordinadora del evento que se celebra mensualmente, con el objetivo de propiciar el encuentro entre sector público y privado para debatir, en un ambiente cordial y distendido, sobre diferentes aspectos del turismo en la Costa Blanca.

En esta ocasión la tertulia se centró en la formación, punto crucial para lograr que la Costa Blanca alcance esa “excelencia turística”, de la que todos los profesionales del sector nos gustaría presumir, para lo cual hay algunos aspectos que mejorar…

Así, se constató, por ejemplo, que la formación en idiomas es aún hoy en día insuficiente en un destino donde hoteles, como Meliá Alicante, reciben un 68% de clientes extranjeros frente a solo un 32% nacional, siendo imprescindible un buen nivel de inglés para cualquier trabajador, desde recepcionistas hasta camareras de piso, pasando por cocineros de “show cooking” y camareros. A este respecto, se llegó a la conclusión de que esta carencia no se debía a una falta de oferta formativa de calidad en idiomas -pública y privada-, sino a la falta de base lingüística de gran parte de alumnos –a excepción de los educados como bilingües desde la infancia-, debida a factores más bien de tipo “cultural y tradicional” propios de nuestro país -paradójicamente uno de los más turísticos del mundo-, como ha sido el no ver televisión y cine en versión original  -como sucede en Portugal y Rumanía, que nos superan por ello en nivel de inglés-, o el no haber viajado desde jóvenes al extranjero -como ha sido el caso de holandeses, que manejan con soltura el inglés- . Por otro lado, también se  achacó esta carencia a una falta de motivación, por parte del personal, para mejorar su nivel de idiomas, paralela a la falta de “reconocimiento”  -salarial o de otro tipo-  por parte de las empresas, ya que no se ofrecen incentivos a los empleados con buen nivel de idiomas.

Otro capítulo interesante de la tertulia fue el debate sobre formación pública gratuita  “versus” formación privada de pago, defendida esta última a capa y espada por el responsable de Esatur, quien comentó que su experiencia es que, muchas veces, no está más capacitado para un puesto -puso el ejemplo de un recepcionista de hotel- un titulado en turismo que ha estudiado una carrera varios años, que un estudiante con nivel de bachillerato que recibe un curso de unos meses de formación “especializada” en una escuela privada, argumento refutado por una gran parte de los presentes, “casualmente” titulados en turismo, quienes discreparon de dicha opinión, aludiendo a que, habitualmente, un recepcionista de hotel tiene aspiraciones más altas, como llegar a un puesto directivo y, para ello, sí es imprescindible tener una sólida base educativa, como lo apoya el hecho de que el 60% de los directores de hotel de la APHA sean, precisamente, titulados en turismo (estadística facilitada por Vicente Marhuenda). También se habló de la excesiva oferta de cursos públicos y de la necesidad de una mejor coordinación de los centros que los imparten. En definitiva, la conclusión general sobre este punto fue que siempre es positivo que haya una diversificación de oferta formativa, tanto pública como privada, accesible y adaptable a todas las necesidades.

Destacar que quizás, la carencia más importante y difícil de solucionar que los tertulianos constataron en cuanto al personal del sector turístico alicantino, no fue en cuanto a su formación, sino en relación a la falta de “vocación de servicio “de una gran parte de los jóvenes aspirantes que se presentan a la selección para un puesto, en un hotel por ejemplo, sin tener claro y asumido que, el turismo es sector servicios y ello significa que disponibilidad y flexibilidad horaria son fundamentales, y no pueden incorporarse a un empleo con expectativas de tener horarios regulares y librar los fines de semana…

Para concluir, comentar que, al igual que en ediciones anteriores, nos congratula el hecho de que de este III CAFÉ TERTULIA DE TURISMO, también surgieron sinergias entre los tertulianos y propuestas concretas, como la que surgió por parte del colectivo de guías de turismo (representado por AGUITUR), de solicitar que se ofertara un curso sobre “Técnicas de Guiado”, en temporada y horario compatible con la disponibilidad de los guías, propuesta recogida de buen grado por CDT, al igual que la sugerencia lanzada al sector hotelero de formar a sus recepcionistas sobre “Conocimiento del Medio”, ya que conocer bien los recursos de la zona, es vital para poder “vender” la Costa Blanca como destino turístico, que es al fin y al cabo, de lo que se trata…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !