La Asociación Alicantina de Periodistas y Escritores de Turismo -AAPET- realizó, el pasado miércoles 20 de abril, una vista profesional a este nuevo concepto de alojamiento que aúna diseño arquitectónico, lujo exclusivo solo para adultos en plena naturaleza y sostenibilidad.
Lo primero que transmitió al grupo de visitantes Daniel Mayo, el joven arquitecto “alma mater” y propietario de este magnífico alojamiento turístico discretamente integrado en el escenario natural que rodea Benimantell, son los valores en los que se fundamenta: Entorno-Encanto-Exclusividad-Emoción-Ecología. Probablemente, todo esto es lo que valoró la prestigiosa revista de viajes “GEO” a la hora de destacarlo como “Número 1 de Hoteles de Naturaleza en Europa “en el 2015. Aunque, para llegar a conseguir esa distinción -entre otras- para su hotel, previamente, el proyecto de Daniel tuvo que enfrentarse a 4.200 candidatos que, finalmente, quedaron en unos pocos, para conseguir apoyo financiero de “Lanzadera”-aceleradora de empresas de Juan Roig, multimillonario Presidente de “Mercadona”-, cuyo comité de selección intuyó en el proyecto de VIVOOD una apuesta ganadora.
El concepto de este exclusivo alojamiento solo para adultos, se engloba dentro de la tendencia del “Glamping”, término anglosajón unión de “camping” y “glamour” que identifica alojamientos situados en un entorno natural, no necesariamente campings, sino también cabañas en los árboles, espléndidas jaimas, safari-lodges o módulos de vanguardista arquitectura, como es el caso de VIVOOD, pensados para un tipo de público amante de la Naturaleza y la tranquilidad pero que, a la vez, no quiere renunciar a las comodidades e incluso, al lujo…Como ejemplo, VIVOOD ofrece a sus huéspedes 25 suites exclusivas hechas en madera, metal y enormes cristaleras frontales con espectaculares panorámicas sobre el Valle de Guadalest, uno de los enclaves naturales más hermosos de la Costa Blanca y situado a escasos 20 minutos de la bulliciosa Benidorm. Las suites se hayan dispersas a lo largo de una parcela de 84.000 m2 y se comunican con el resto de instalaciones a través de un único camino, donde unos carteles rezan palabras clave como “Silencio”, “Paz” “Relax” y “Evasión”, para que sus clientes recuerden que están en un lugar muy especial y se contagien de ese espíritu… Algunas de las suites (sólo 4, siempre las primeras en reservarse…), disponen de jacuzzi privada climatizada en su terraza exterior, ideal para aquellos más sibaritas que quieran convertir la experiencia en un auténtico “placer de dioses”…
El hotel cuenta además, con una increíble piscina “Infinity”, que parece, literalmente, desbordarse hacia el fondo del valle, donde destellan los reflejos azul turquesa del pantano de Guadalest, al que los clientes del hotel pueden llegar por un cómodo sendero. Junto a la piscina, el “Restaurante & Lounge Bar, ofrece un completo desayuno buffet y una selecta carta de menús para el almuerzo y la cena, siempre realizados con productos de calidad procedentes del entorno, pues el beneficio de la población local ha sido otro de los valores por los que Daniel Mayo ha apostado en su negocio, por lo que buena parte de los 16 empleados son de la zona.
VIVOOD ofrece un servicio totalmente personalizado para sus huéspedes: europeos de mediana edad y elevado nivel cultural, jóvenes parejas que buscan un exclusivo fin de semana romántico con jacuzzi privada a la luz de la luna, empresas de prestigio que celebran sus reuniones de directivos, siempre en número reducido, ya que las plazas de alojamiento son limitadas, 50 distribuidas en las 25 suites.
En definitiva, VIVOOD HOTEL PAISAJE, es todo un ejemplo de un modelo turístico de calidad, que asimila y respeta una serie de valores medioambientales y sociales, y que va dirigido a un público exigente, respetuoso y de elevado poder adquisitivo, que interesa atraer a la Costa Blanca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Contenido Protegido !