Fue en septiembre de 1979, cuando la asamblea general de la Organización Mundial del Turismo (OMT) decidió instituir el “Día Mundial del Turismo”, a partir del año 1980. El porqué de la elección de esta fecha, es sencillo, por coincidir con un hito importante en el turismo mundial: el aniversario de la aprobación de los Estatutos de la OMT, el 27 de septiembre de 1970.

En la capital de la Costa Blanca, Alicante ciudad, con motivo de la efemérides, se han programado una serie de actos, entre los que cabe destacar: visitas guiadas gratuitas y jornada de puertas abiertas en todo los museos, entre otros.

Ni que decir tiene, que el turismo, es un sector clave en el mundo. Durante las últimas seis décadas, el turismo ha experimentado una continua expansión y diversificación, convirtiéndose en uno de los sectores económicos más importantes y de más rápido crecimiento en el mundo, beneficiando a destinos y comunidades de todos los países. Las llegadas de turistas internacionales en todo el mundo han crecido de 25 millones en 1950 a casi 1.300 millones en la actualidad. Del mismo modo, los ingresos por turismo internacional obtenidos por destinos en todo el mundo han crecido de 2.000 millones de dólares en 1950 a 1.260 billones. El sector representa aproximadamente el 10% del PIB mundial y 1 de cada 10 empleos a nivel mundial. La OMT, espera que el turismo continúe creciendo a un promedio del 3% anual hasta 2030. Este crecimiento refleja la expansión progresiva del acceso al turismo gracias a la disminución en el precio del transporte, especialmente el aéreo, y clases medias en crecimiento en todo el mundo. El reconocimiento del derecho a vacaciones en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y la mejor adopción de los derechos laborales en muchos países, también han apoyado la mayoría de edad del turismo. Estos factores también sirven como telón de fondo para la resistencia mostrada por el turismo en los últimos años. El sector ha experimentado un crecimiento casi ininterrumpido a pesar de desafíos como la crisis económica mundial, los desastres naturales, así como las pandemias.